La empresa desarrolla sus procesos y proyectos de una manera íntegra, acatando los valores que fundamentan su quehacer, con la inclusión de los principios y declaraciones que se enuncian a continuación, y que todos sus empleados deben seguir:

Trato respetuoso para todas las personas tanto al interior como al exterior de la organización.

Integridad para actuar siempre con rectitud, honradez y transparencia para todas las personas tanto al interior como al exterior de la organización.

Calidad de vida de los empleados priorizando el ser por encima del hacer.

Promoción de la vida sana para mejorar la calidad de vida de todas las personas que hacen parte de la organización.

Satisfacción y felicidad de todos sus empleados y colaboradores para una sana convivencia en la organización.

Satisfacción del cliente buscando cumplir y satisfacer sus expectativas.

Rentabilidad del negocio para una empresa con proyección.

Mejora continua para permitir el seguimiento, control, evaluación y corrección de los procesos de la institución.

Protección del medio ambiente en un ejercicio de conciencia con el entorno y el cuidado de los recursos naturales.